QUIÉNES SOMOS

TEAdir-Aragón

Nuestra asociación tiene por objetivo el promover una visión del autismo que acoja la subjetividad de cada uno. Consideramos importante:

– Dar a conocer y hacer un lugar en la ciudad al modo de ser autístico, sin referirlo a una norma comportamental generalizada.

– Promover diversos proyectos para informar y trabajar tanto sobre las dificultades que presentan las personas con autismo, como sobre las invenciones que les permiten una solución singular.

– Inscribir a las personas autistas en el lazo social con pleno respeto a la particularidad de cada uno.

Pensamos que los niños autistas no se caracterizan, de entrada, por la dimensión del déficit, sino por un modo de ser diferente. Queremos adentrarnos en la aventura de un acompañamiento y tratamiento —en el que necesariamente hay que tomar en cuenta el abordaje de diferentes ámbitos— que pueda permitir una apertura al aprendizaje, a lo social, a lo relacional , y que evite el sufrimiento psíquico.

Pensamos que en este recorrido de vida junto a un niño autista, es muy importante que las familias no se sientan solas, que cuenten con un apoyo y unos espacios donde poner en conversación tanto las dificultades cotidianas como las pequeñas “sorpresas” —tan importantes—que van aconteciendo en la relación con sus hijos.

Fundación Martin Egge Onius. Venecia, Italia

La Fundación Martin Egge Onlus nace con la finalidad de acoger el trastorno de la relación con el Altro que presentan los niños y adolescentes con autismo, síndrome de Asperger y con síndromes de alteraciones globales del desarrollo psicológico, mediante diferentes respuestas adecuadas a cada caso y respetuosas de la particularidad de cada uno.

El objetivo es enriquecer las capacidades expresivas y comunicativas de cada sujeto y permitirle, junto a los padres, elaborar un recorrido propio, siguiendo el surco que ha trazado con su trabajo el Dr. Martin Egge, fundador de la Antena 112 de Venecia y de la Antenina, centros de acogida y de tratamiento para niños y adolescentes autistas y psicóticos.
La Fundación Martin Egge Onlus realiza actividades de asesoramiento a las escuelas a las cuales acuden los chicos que sigue y promueve un fructìfero contacto entre los docentes y las familias. Propone a la escuela itinerarios de formación que puedan ayudar en su tarea a los maestros y a los educadores a conocer màs y mejor las características de niños y jóvenes con diagnòstico relacionado con los trastornos del espectro autista.

Recientemente “Amici de la Fundación Martin Egge” se ha asociado a la Fundación, sus miembros ofrecen una valida colaboración con la finalidad de:
-Promover y consolidar procesos de integración e inclusión en el territorio veneciano.
-Difusión de una “conciencia social” (en el sentido indicado de las Naciones Unidas) de los problemas pero tambièn del notable potencial expresivo y laboral característico de los sujetos con autismo.

-Incentivar una red estable de relaciones, de colaboraciones, de investigación y de sostén entre todos los operadores educativos, terapéuticos, políticos-administrativos llamados a acompañar en su desarrollo vital a las personas autistas, desde el círculo familiar a la escuela, a los servicios sanitarios, a las instituciones, a las asociaciones de voluntariado.

Asociación La Main à l´Oreille, Francia y Bélgica

 

La Mano a la Oreja » es una asociación de padres, familias y amigos de personas autistas creada en 2012, que tiene como objetivo promover un enfoque que tome en consideración su subjetividad y acoja sus invenciones. Nos dejamos enseñar por la sorpresa y lo imprevisto que se produce en el encuentro. Deseamos promover el lugar de las personas autistas en la ciudad sin referirnos a una norma social o comportamental.
Invitamos a comenzar por prestar oídos para escucharles y tender la mano para acompañarles en las soluciones que encuentran para hacer su condición humana y construirse como personas. Hemos escogido apoyar lo que los niños, los jóvenes adultos y los padres, nos han señalado como necesario para ellos: reconocimiento y lazo social a partir de sus invenciones. Ellos nos lo han hecho saber. Nos enseñan cada día la manera de llegar allí, la manera única y singular de ponerlo en acción con ellos. Es lo que favorecemos en las actividades que organizamos y en las que participamos regularmente con nuestros socios y amigos. Los niños de la MàO, como
Mahé los ha bautizado (él incluido), nos enseñan a nosotros, padres y profesionales amigos, que un lugar donde dirigir sus creaciones les es necesario, precioso, para poder compartir con nosotros la visión que tienen del mundo. Esto quiere decir que ante todo, la asociación pertenece a las personas autistas que forman parte de ella. Son ellos quienes nos muestran la orientación que hay que seguir para no alejarnos del objetivo primero de nuestra asociación, que es el de una ciudadanía renovada. Es nuestra razón de existir como asociación y el de haber creado este marco pensado para ellos, La MàO. En este sentido, nuestra acción en el seno de la asociación es la de continuar siendo una orilla, un marco vacío en espera de alojar lo inesperado para que podamos continuar inventándonos, juntos y cada uno a su manera. En el abanico de sus expresiones, los autistas nos muestran que ninguna persona autista es igual a otra, como pasa con cualquiera. Ellos confirman cómo el autismo, aunque inseparable de la persona, no la resume.

 

Le Courtil. Bélgica

Situado en Bélgica, Le Courtil es un servicio residencial y de día para niños y jóvenes de entre 6 y 25 años. Ofrecemos un acompañamiento adecuado a las dificultades psíquicas encontradas para cada uno de estos niños y jóvenes en su recorrido de vida. Es en el modo de acogida del síntoma donde Le Courtil encuentra su especificidad

Asociación Funambules. Lille, Francia

FUNAMBULES est une association 1901 qui a pour but faire une place et donner de la visibilité, dans la Cité, à la singularité de l’autisme.

Puisque aucun diagnostic ne résumera jamais une personne, FUNAMBULES se propose d’aborder l’autisme loin de toute notion de handicap ou de déficit et affirme que chaque personne -autiste ou pas- est l’auteur d’une construction à nulle autre pareille qui lui …permet d’assumer et supporter l’existence. Aucune construction n’étant à priori plus «aux normes» qu’une autre, FUNAMBULES va à la rencontre des affinités des personnes autistes pour que chacun puisse, à partir de sa construction singulière, avoir droit de cité et vivre un lien social paisible. Là où des exigences sociales, comportementales ou médicales peuvent enfermer l’autiste et sa famille dans un «moins-de-performance» ou dans un «encore un effort pour obtenir un «plus-de-performance», FUNAMBULES se propose de faire place à un «plus-de-vie» via la reconnaissance de la singularité de chacun.

Devant l’indicible de l’autisme, des parents se sont engagés sur la voie douloureuse et difficile de tenter de témoigner de leur vécu. Ces témoignages ouvrent à l’universalité de la condition humaine. Chacun de ces témoignages montrent que lorsque l’on ne prétend pas à tout prix «intégrer» un sujet autiste «au monde», mais que l’on ose prendre le temps et le risque de faire connaissance avec le monde de l’autiste, une autre idée de l’humain est possible. N’est pas «homme» qui s’approche au plus près des normes établies selon des échelles de capacités valables pour tous, mais celui qui peut partager, dans un lien social vivant, sa propre construction, la plus intime.

FUNAMBULES propose une itinérance dans la Cité, à la rencontre des affinités et singularités des personnes autistes et de leurs familles et leurs proches.

Au travers de rencontres, projections/débats, échanges, ateliers artistiques et autres, nous lançons une pierre…et faisons un pari. Cela a la fraicheur et la gaité du jeu: nous parions que, par ricochets, l’onde puisse se propager.